miércoles, 20 de marzo de 2013

CARROT CAKE DE HUMMINGBIRD

 Hace unos días, en la puerta del cole de Gorka, estaban dando publicidad de una ferretería de la zona. A mi no me la dieron, pero si a una mama amiga, que me la guardó. En un principio le dije que para que quería yo eso, últimamente estoy un pelín demasiado estúpida, rachas que pasa una, a lo que ella me contestó que encima de que me lo guardaba porque había un montón de cosas de cocina... ay! perdón, perdón, anda, dámelo, que voy a pensar cuantas cosas me compraría si tuviera dinero y espacio para tenerlas. Chafardeé un poco y lo guardé en el bolso. Al día siguiente, sentada en el sofá me acordé de la dichosa publicidad, y de que en la última hoja había un par de libros de repostería. Me levanté, lo cogí, le di la vuelta y para cuando llegué al sofá, ya estaba con el móvil en la mano para ver si encontraba alguna receta de uno de los libros, que proviene de la pastelería londinense "The hummingbird bakery", y bingo! ahí estaba, un blog, maravilloso por cierto, en el que hay varias recetas, traducidas, de dicha pastelería. Me llamo la atención el cake de zanahoria y jengibre.

Decidido! El próximo bizcocho que haga será esté. Y dicho y hecho, no ha hecho falta mucho tiempo para poder hacerlo. Mi hermana me dijo que llevara algo para los desayunos del sábado y el domingo, que estábamos de viaje y luego en Valencia. Jeje, era la excusa perfecta!

Ingredientes:
  • 450g de zanahoria rallada (yo la piqué con la thermomix)
  • 1 cucharada de jengibre pelado y rallado
  • 80ml de suero de leche o buttermilk
  • 4 huevos pequeños
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla natural
  • 350ml de aceite de girasol
  • 420g de azúcar
  • 500g de harina de repostería
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 80g de nueces, tostadas ligeramente en una sartén y un poco troceadas.


Preparación:
Tamizamos la harina con la levadura, la pizca de sal, el bicarbonato y las especias en polvo en el vaso de la thermomix: vel 10 unos 40seg. Retiramos y reservamos.

Mezclamos, en el vaso de la thermomix, la zanahoria, el jengibre, el azúcar, el suero de leche, los huevos, la esencia de vainilla y el aceite echando ingrediente a ingrediente e intentando que queden bien ligados. Poned una velocidad de 3-4 durante 20-30 seg y si veis que no están bien emulsionados le dais más tiempo.
Una vez tenemos todos los ingredientes bien mezclados, a velocidad 3,5, le vamos añadiendo, poco a poco la mezcla de la harina. Cuando acabemos la harina, incorporamos las nueces y mezclamos un poco más.

Preparamos un par de moldes de plum cake, bien sea engrasándolos o con papel de horno. Vertemos la mezcla dentro, damos unos golpes en la encimera para que salga el aire y suba uniforme y lo llevamos al horno, precalentado a 180º. Ponemos el fuego de abajo con aire (si os es posible, si no sólo el de abajo) y lo dejamos unos 45 minutos. Dependerá de vuestro horno. Ya sabéis que la prueba de la aguja no falla nunca, en cuanto al pinchar el bizcocho, la aguja salga limpia, podéis retirarlo del horno que está hecho.

Notas:
Podéis ver la receta original en La cocina de Inma López.
Aunque haya usado la thermomix, se puede hacer perfectamente a mano porque no tiene ningún secreto.
He cambiado algunas cosas. Ella puso 3 huevos grandes, yo 4 pequeños, ella harina normal y yo de repostería, ella suero de leche, y yo hice el truco de la leche con la cucharada de vinagre, el caso es que es el bizcocho por excelencia. Lo tengo hecho desde el viernes, hoy es martes y todavía nos queda un poco, y os puedo asegurar que está como el primer día, y sólo lo he envuelto en papel de aluminio! Se va a convertir en uno de los habituales.


2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...