viernes, 1 de agosto de 2014

Tarta de huesitos

Tarta de huesitos
 
Ya os he hablado muchas veces de la Red Facilísimo en Google+. Cuando me mandaron un mail para comentarme que acababan de crearla y que los primeros invitados éramos los que estábamos en facilísimo, dudé de si aceptar la invitación o dejarlo correr. Al final me decidí a probar. Y no me he arrepentido en ningún momento!
Estoy conociendo a personas que tienen las mismas aficiones que yo (la cocina), otras que me enseñan unas manualidades preciosas y que puedo hacer con Gorka. También las hay que cosen, y nos dejan patrones e ideas para hacernos en casa modelitos únicos.
Evidentemente, con unos/ as tienes más relación que con otros/as y aunque el buen rollo está generalizado, siempre hay con quien haces más bromitas y cachondeíto. Es lo que me pasa con Dámaso Vélez, de La cocina de Masito. No os podéis perder su blog, porque tiene unas recetas de rechupete, porque su alegría es contagiosa y porque tenemos un buen rollito impresionante que quiero que compartáis.
Seguro que después de ver esta tarta, no os cabe la menor duda de que hay que pasar por su blog, hacerse seguidor y completar la tirada pasando por el resto de sus redes sociales, porque sí, fue él el que puso esta delicia tan rica y tan rápida de hacer. Tanto que os vais a quedar boquiabiertos!
 
Tarta de huesitos
 
Y os preguntaréis por qué preparé la tarta si estoy a dieta. Pues fácil. Teníamos prevista una barbacoa con unos amigos. Compramos la carne, los ingredientes de la tarta (aunque ellos no tenían ni idea de qué iba a hacer) y la bebida. Cuando llegó la hora de hacer la barbacoa diluviaba. A mares! Fue entonces cuando decidimos que mejor lo dejábamos para la vuelta de las vacaciones. Nos repartimos la carne y la tenemos en el congelador esperando que septiembre sea más veraniego que julio. Pero la tarta también estaba hecha. Y todos teníamos ganas de cenar juntos. Solución? Burger King con chiquipark! Yo odio ese tipo de "restaurantes" (se les puede llamar restaurantes??), pero reconozco que fue una buena idea. Los niños se lo pasaron muy bien y nosotros nos comimos la tarta, que por cierto, gustó mucho!
 
Ingredientes:
  • 1 paquete de obleas (las podéis encontrar en el Mercadona, aunque fijaros, porque salen bastante rotas y nos interesa que estén enteras)
  • 1 bote de nocilla (o similar) de 500g
  • 1 tableta de chocolate
  • 50g de mantequilla
  • Crocanti (cubitos de almendra caramelizados, yo aproveché una oferta en el Aldi para comprar un bote)
                             Tarta de huesitos 
 
Preparación:
Ponemos la nocilla en el microondas, a potencia baja y 30seg. Sacamos y movemos. Tiene que quedar bastante líquida pero ojo! Si os pasáis con el tiempo se quemará. Es mejor que deis tiempos cortos muchas veces que un tiempo largo y salga en llamas.
Cuando tenga una consistencia con la que se pueda pintar, la tenemos lista.
Ponemos una oblea en una bandeja totalmente plana (si no lo es, la oblea no apoyará por todo y lo más fácil es que se parta), pintamos de nocilla. Cogemos otra oblea y la ponemos encima intentando que quede bien centrada y volvemos a pintar. Repetimos el proceso hasta que se acaben las obleas o la nocilla. Yo acabé la nocilla primero, pero es que las obleas del Mercadona son muy grandes.
Cogemos un bol apto para microondas y cortamos dentro la tableta de chocolate, le añadimos la mantequilla, y a la menor potencia posible, vamos dando tiempos de 30seg. Sacamos y movemos, hasta que el chocolate se haya deshecho totalmente. y la mantequilla esté incorporada.
Volvemos a coger el pincel y pintamos la última oblea y todo el contorno con el chocolate derretido.
Decoramos con un tenedor y con el crocanti. O con lacasitos. O con perlitas. O con chocolate blanco fundido. O...

Tarta de huesitos

Notas:
Sólo una nota. Para hacerse en menos de media hora y con unos ingredientes tan "tontos", está para chuparse los dedos, eso si, llena muchíiiiiisimo!
Aaaaahhhh! No olvidéis pasar por el blog de Masito!

jueves, 31 de julio de 2014

Croquembouche sobre bizcocho de vainilla relleno de toffee

Croquembouche sobre bizcocho de vainilla relleno de toffee

 
 Hace poco que mi amiga de la red, Halima, se enfrentó a la final de "Deja sitio para el poste" con una croquembouche. Paco Torreblanca hizo una preciosa y los participantes también. Para Halima no pudo ser, aunque desde casa la estábamos apoyando todas las "amigas" de facilísimo, de Facebook y de otras redes sociales. Para nosotras fue todo un orgullo.
A parte de eso, la famosa croquembouche se me quedó clavada. El otro día fue el cumpleaños de mi suegra y me pidió que le hiciera el pastel. La única condición que me puso fue que tenía que ser de lionesa.
Pretendía que le hiciera el número de sus años, pero eso ya lo había hecho y ya sabéis que a mi eso de repetir las cosas no me va nada. Y de repente, ahí estaba! la croquembouche me vino rápidamente a la cabeza. Luego lo único que tuve que hacer fue pensar una base, que quedó solucionada con un bizcocho de vainilla de los que he usado otras veces para hacer fondant.

Ingredientes:
Para las lionesas:
  • 250g Agua
  • 100g Mantequilla
  • 150g Harina
  • 4 huevos
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 huevo batido (para pintar las lionesas)
  • Trufa (recordad prepararla el día de antes. La receta aquí)
  • Nata
  • Azúcar glasé (es para la nata del relleno, así que al gusto)
Para el bizcocho, podéis mirar la receta pinchando aquí.
El toffee:
  • 250g de azúcar moreno
  • 75g de mantequilla
  • 200ml de nata
Decoración:
  • 1 cajita de grosellas
  • Almendras caramelizadas en cubitos
  • Caramelo (500g de  azúcar, 1/2 cucharilla de café de zumo de limón, 175g de agua)
Preparación:
Yo empecé haciendo el bizcocho y mientras lo tenía en el horno, preparé la masa de las lionesas, de esa manera, conseguimos tener el horno encendido el mínimo tiempo posible.
Para las lionesas sólo tenéis que poner el agua, la mantequilla y la sal a calentar en una cacerola. Cuando la mantequilla esté totalmente deshecha y rompa a hervir, lo separamos del fuego y echamos la harina, previamente tamizada de golpe. Removemos con una cuchara de madera hasta conseguir que la masa que se separe de las paredes.
Dejamos que entibie un par de minutos y vamos añadiendo un huevo tras otro dejando que se incorporen bien antes de echar el siguiente.
Preparamos la manga pastelera y vamos haciendo los montoncitos sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado. Cuando tengamos todas formadas, las pintamos con huevo y las metemos en el horno con calor arriba y abajo y ventilador a unos 175º. En unos 15min las tendréis listas.

Sólo nos queda montar la nata y la trufa y rellenarlas. Para ello, con una boquilla tubular fina puesta en la manga pastelera, hacemos el agujerito en la base de la lionesa y rellenamos.

Preparamos el caramelo poniendo los ingredientes en el fuego. Cuando lleguemos a 160º lo dejamos unos 20min. (Así es como dice Paco Torreblanca. En mi caso, sin termómetro de cocina, tuvo que ser a ojo, en cuanto empezó a coger un color dorado claro lo separé del fuego)

Mojamos las lionesas por un lateral y vamos juntándolas de manera que quede un circulo. Para cerrar el círculo tendréis que poner caramelo en los dos lados de la última lionesa.
Vamos a por la capa de encima repitiendo todo el proceso, sólo que poniendo caramelo también en la base de la lionesa para que se pegue a la capa de abajo, e intentando ir cerrando el cono.
Cuando tengamos el cono cerrado, hacemos hilos de caramelo y decoramos.
Los hilos de caramelo podéis hacerlo cogiendo un poco de caramelo con una cuchara y dejando que caiga en forma de hilo sobre un rodillo ligeramente aceitado. Dejad que escurra bien, porque así es como salen los hilos. Luego sólo tenéis que cogerlos y darles la forma que queráis

Nos queda hacer el toffee para rellenar el bizcocho. La receta la encontré en el blog Dulce sentimiento.com
Se trata de poner el azúcar moreno a fuego medio hasta que se funda y se haga caramelo, sobretodo, no os olvidéis de remover continuamente.
A la vez que se hace el caramelo, poner la nata en otro recipiente al fuego y dejad que hierva un par de minutos.
Cuando el caramelo esté listo, añadimos muy poco a poco la nata. CUIDADO!!! salpica muchísimo porque la temperatura del caramelo es mucho mayor que la de la nata.
Por último añadimos la mantequilla a dados y dejamos que se derrita del todo. En caso de que no se derrita o non se integre bien, podéis poner la mezcla en el fuego un par de minutos.

Montamos!!!!
Cortamos el bizcocho en tres capas y rellenamos con el toffee. Lo cubrimos con la nata sobrante de las lionesas y por los bordes ponemos toffee de manera que escurran "churretes" y nos sirvan de decoración.
Ponemos la torre de lionesas encima del bizcocho y decoramos con unas grosellas.

Notas:
El Croquembouche se hace con un cono de plástico para que quede perfecto. Evidentemente, yo no lo tengo y lo hice "a mano". El resultado fue que nada más ponerlo en el bizcocho, se medio espachurró. Y eso no fue lo peor, porque cuando volvimos de comer y lo fui a sacar de la nevera, unas cuantas lionesas habían decidido suicidarse tirándose de la torre. Tuve que hacer un apaño para sacarlo a la mesa y para disimular le puse unas bengalas, que en vez de ayudar... quemaron el hule nuevo de mi suegra!!!! :-((
 
Croquembouche sobre bizcocho de vainilla relleno de toffee

jueves, 24 de julio de 2014

Salmorejo de melocotón

Salmorejo de melocotón

Hace poco se hizo el reto del mes de julio. Entre todas las maravillas que pusieron las amigas de la Red, apareció esta receta. La podéis encontrar en La caja de recetas.
Yo la hice tal cual, la única diferencia es que como "tropezones" le pusieron unos arándanos y yo lo cambié por unos taquitos de jamón y huevo duro.

Sólo deciros que tiene un sabor inesperado. Refrescante. Veraniego. Delicioso! No me cuesta nada decir que no me ha gustado nunca el gazpacho ni el salmorejo. Pero de este no me importa tomar un par de vasitos... jejeje. Os dejo con la receta. Para que enrollarme más si con probarlo tendréis suficiente!

Ingredientes:
  • 700g de melocotones
  • 200g de tomates maduros
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 1 cucharadita de sal
  • Pimienta
  • 80g de aceite de oliva
  • 20g de vinagre de manzana
  • 30g de pan duro
Preparación:
Con la thermomix no tiene ningún misterio. Sólo tenéis que poner todos los ingredientes limpios y troceados, evidentemente sin hueso, y triturar a velocidad progresiva 5-7-10 hasta que tenga la consistencia que queráis.

Notas:
Si veis que queda demasiado espeso para vuestro gusto, siempre podéis añadir un poquito de agua.
Como tropezones podéis poner huevo duro y taquitos de jamón, como os decía antes, o unos arándanos deshidratados, unos curruscos de pan frito...

miércoles, 16 de julio de 2014

Judías verdes salteadas

 
Judias verdes salteadas
 
Ha llegado la temporada de las judías verdes!!!! En casa de mi suegra ya llevamos cogiendo un par de semanas, así que va siendo hora de empezar a "innovar". Jajajaja. Ya se que unas judías verdes salteadas no son para nada una innovación, pero habitualmente las hago cocidas o al vapor, así que para mi marido fueron todo un descubrimiento.
 
 
Ingredientes:
  • Judías verdes
  • 1 patata
  • 1 zanahoria
  • Jamón dulce
  • 2 ajos
  • 1 huevo
  • Agua, sal
Preparación:
Limpiamos las judías, las patatas y las zanahorias. Las cocemos al vapor. Yo tengo una olla a presión de esas super rápidas, que tiene para hacer al vapor, así que en 8min las tengo listas.
Mientras se hacen, sofreímos los ajos y el jamón dulce cortado a trocitos.
Ponemos a cocer el huevo. Yo lo pongo con el agua fría y cuando empieza a hervir lo dejo 3min y listo. De esta forma queda la yema sin cocer y le da un toque distinto.
Echamos las judías, patatas y zanahorias a la sartén del sofrito y les damos unas vueltas.
Cortamos el huevo a trocitos pequeños y lo añadimos a las judías fuera del fuego.
Servimos inmediatamente.

Notas:
Como siempre, las recetas están para variarlas y transformarlas. Podéis cambiar el jamón dulce por gambitas, añadir cebolla a las judías al vapor, ...

miércoles, 9 de julio de 2014

Mermelada de cereza

Cerezas para mermelada
 
Esto es una carrera a contrareloj. Mañana, que digo, hoy! tengo que mandar el enlace de esta entrada a una de las compis del Reto Facilísimo, para que el miércoles podáis ver todos esta entrada y podáis enlazar con las demás amigas que hayan colaborado. Este mes el reto va de frutas.
Había pensado hacer algún postre que llevara diferentes frutas, pero al final he decidido que si tengo que dedicarle la entrada a una fruta en concreto, es a la cereza. Porque en mi casa encantan tanto al padre como al hijo. Porque aunque no lo parezca es una fruta que da mucho, mucho juego en la cocina y... porque a mi me apetece, ea! jajaja
 
Estas son de hace por lo menos un mes, pero es que el cerezo de mis padres ha madurado muy pronto este año y o las cogíamos rápido, o como luego pasó, si llovía se pudrirían todas.
Es de una variedad de cereza de carne firme, dulce y que llega a ponerse negra si el tiempo, los pájaros y los propietarios lo permiten. 

Cerezas para mermelada

Ingredientes:
  • 700g de cerezas
  • 280g de azúcar
  • Agar- Agar en tiras
  • Botes limpios para envasar
Preparación:
Lavamos las cerezas para quitarles el polvo y posibles bichitos.
Quitamos el pedúnculo y les sacamos el hueso. Si tenéis un machaca ajos, es fácil. Ponéis la cereza en el hueco por donde normalmente entra el palito y bajáis dicho palito. Quedará por un lado la cereza y por otro el hueso. Yo lo hice manualmente, y con un cuchillo iba haciendo un corte a la cereza, la giraba haciendo que el hueso quedara en una de las mitades y luego quitaba el hueso. Es una matada hacerlo así pero no veáis lo bonitas que quedan las manos (Argggggggg!!!!)

Echáis las cerezas deshuesadas en el vaso de la thermomix junto al azúcar. Trituramos unos 10seg a vel 5. (Si os gusta más o menos triturada, ir variando los tiempos). Programamos 30min a vel 2 y temperatura Varoma, hacerlo sin poner el cubilete, así evaporará más líquido y será más fácil que espese. Para que no salpique podéis poner el cestillo encima de la tapa del vaso.

Cuando haya cogido la temperatura marcada, añadís el agar- agar. Yo tengo en casa en tiras, así que primero tengo que hidratarlas unos minutos y luego las echo a trocitos, pero si lo tenéis en polvo, es ideal. La cantidad no os la puedo decir, va a gusto del consumidor dejarla más espesa o más líquida.

Mientras se va haciendo, preparamos los botes. Si ya los tenemos limpios, les pasamos un agua, escurrimos ligeramente y los llevamos al microondas, sin tapa unos 2min. Los dejamos dentro hasta que vayamos a usarlos.

Una vez pasado el tiempo, llenamos los tarros hasta arriba para que no tengan aire, y cerramos. Los volvemos del revés (con la tapa hacia abajo) y dejamos que se enfríen.


Mermelada de cereza

Notas:
La foto no es la más idónea, pero el sabor es... mmmmm!
El agar- agar lo podéis encontrar en herboristerías.
No olvidéis pasaros por el resto de propuestas del Reto Facilísimo, os dejo el enlace pinchando en la foto. El blog anfitrión es Mis nancys mis peques y yo

http://sotervi.blogspot.com/2014/07/tutorial-aplique-en-camisetarica-sandia.html

martes, 8 de julio de 2014

Hojaldres de queso

Hojaldres de queso
Hace días (o meses) que hice una entrada diciéndoos que habíamos hecho una merendola con los compañeros de clase de Gorka. Os puse una de las recetas y el resto se me olvidaron totalmente.
Pues nada, vamos a por otra, que además puede ser muy socorrida para estos días de campo y playa, para aperitivos en la terraza con los amigos y hasta para una merienda para los más peques.
Podéis hacer la versión larga o la corta, dependiendo de si tenéis ganas de hacer la masa de hojaldre o comprarla hecha. Cualquier opción será buena.

Ingredientes:
  • 1 placa de masa de hojaldre. Si lo queréis hacer vosotras, tenéis los ingredientes y la preparación aquí.
  • Queso Emmental o cualquier otro que os guste
  • Queso rallado para decorar y dar aun más sabor
Preparación:
Estiramos la masa de hojaldre y la cortamos a rectángulos. En cada rectángulo ponemos un trozo de queso cortado no muy grueso. Cerramos el hojaldre si hiciera falta mojándolo ligeramente con agua. Espolvoreamos con queso rallado y si queréis con un poquito de sal para darle el toque saladito.
Los llevamos al horno a 180º hasta que estén dorados. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Hojaldres de queso
Notas:
Podéis cambiar el relleno y poner jamón dulce, sobrasada... O hacerlos dulces, rellenos de chocolate o crema.

viernes, 4 de julio de 2014

Hígado encebollado

Hígado encebollado
A una gran mayoría de gente no le gusta el hígado. Quizás porque de pequeños sus madres les obligaban a comerlo, porque aunque a los niños de hoy en día les parezca mentira, en nuestra época era una comida bastante habitual. A lo mejor es por la textura que tiene, o incluso porque sólo con pensar que es, da asco. Pues ellos se lo pierden! a mi me encanta, y también a Gorka!!!
 Hay varias maneras de hacer el hígado. En mi casa esta es la más habitual aunque rebozado está buenísimo, pero eso será para otra entrada, os parece?
 
Estamos hablando de una "carne" barata, por tratarse de una pieza de casquería, y altamente nutritiva. Es rica en vitamina A y B, y cómo no, en hierro, de ahí que nuestras madres se empeñaran en dárnoslo a comer.
Recuerdo perfectamente el día que fuimos al pediatra y mi madre desesperada porque no había manera de que se nos fuera el resfriado a ninguno de los tres, le pedía que por favor diera con la solución. El pobre hombre le dijo: Mira, lo único que se me ocurre es que reforcemos su organismo, porque ya lo hemos probado todo. Acostúmbrate a darles una vez por semana hígado, y a ver que tal con eso.
No sabría deciros si fue efectivo o no, pero probablemente fue cuando me aficioné, a diferencia de mi hermana, que lo odia.
A veces la mejor manera de comer casquería es comerla sin saber qué es, y luego decidir si nos gusta o no sin tener en cuenta el nombre. Os dejo con la receta, a ver si consigo convencer a alguien de que lo pruebe.
 
Ingredientes:
  • Hígado de cordero (no es necesario uno entero, depende de los comensales)
  • 1 o 2 cebollas
  • Aceite y sal
  • Arroz blanco para acompañar
Preparación:
Empezamos pelando y cortando en juliana la cebolla.
Ponemos en una sartén un chorrito de aceite y cuando esté caliente echamos la cebolla para que se poche. Cuando casi esté hecha, añadimos los filetes de hígado y los dejamos muy poquito tiempo por cada cara. Justo antes de darles la vuelta, los salamos.
Servimos acompañados de arroz blanco.

Hígado encebollado
Notas:
Como os decía el tiempo de cocción del hígado es muy corto, como nos pasemos un poco, quedará seco y perderá toda su gracia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...